14 SEP, 2016

Summer in London

COMPARTIR
ShareShareShareShare
COMENTARIOS
02

 Más de una vez algún amigo nos ha preguntado si, después de tantas visitas, aún nos quedan cosas que ver en Londres. La respuesta es sí, ¡siempre!.

Lo cierto es que nuestro plan inicial de verano era otro pero, muy a nuestro pesar, lo tuvimos que posponer. Después de unos días buscando alternativa a la desesperada, en un turismo español en máximas de ocupación, Londres nos volvió a abrir las puertas. A estas alturas no hace falta que jure que ¡nos sentimos muy a gusto en esta ciudad! Tanto con como sin niños. Nos encanta reencontrarnos con los mismos recorridos de siempre, al igual que descubrir nuevas calles y zonas. Además de las visitas a parques, edificios, museos.. que siempre están ahí, la oferta de nuevas exposiciones, obras de teatro y actividades para niños es cambiante y muy abundante. Vamos, que ¡aún nos faltan muchos viajes que sacien nuestras ganas de esta ciudad!.

Para nosotros, Londres con niños equivale a:


Parques

Battersea Park, que disfrutamos más que nunca debido a la ubicación de nuestra casa en esta ocasión. El parque infantil se encuentra bajo enormes árboles frondosos que sirven de unión a las pasarelas y tirolinas; además de dar cobijo a recorridos infantiles, toboganes y todo tipo de atracción para los más pequeños. En Battersea también podemos encontrar un pequeño zoo, no tan grande como el de Regent´s Park, pero perfecto para pasar un par de horas con los más pequeños.

Richmond Park que te transporta a la campiña inglesa en 15-30 min en tren. Hectáreas de parque donde no es extraño encontrarse con ciervos. Antes del parque, aprovechamos para comer en Petersham nurseries. Si vas con niños y prefieres simplificar, también te puedes tomar un te y un scone en Pembroke Lodge que está dentro del parque. Si por el contrario, tienes tiempo o ganas de visitar algo más después de Richmond Park, muy cerca podrás encontrar Kew Gardens, el jardín botánico nacional que según dicen es una maravilla.

Kengsinton gardens con sus patos y gansos; el Diana Memorial con su barco pirata, Holland Park, St James´s Park...

Museos

Los museos en Londres suelen ser gratis. Es interesante informarse sobre las actividades para niños y preguntar si tienen algún trail disponible: pequeños cuestionarios adaptados que hacen de las visitas una experiencia más divertida y educativa. En esta ocasión visitamos:

Museo de historia natural: la arquitectura del museo y la luz interior merecen la pena por sí mismas. Es un museo gigante en el que perderte un día entero. Nuestra única pega es que estaba a tope, así que lo disfrutamos de una manera más superficial. Bueno, Noa se pegó un siestón así que ni se enteró. En resumen, ¡volveremos!.


Museo de ciencias: más pequeño que el anterior, con zonas interactivas y actividades para los niños. Nosotros asistimos a un taller sobre pompas que fue muy divertido.


V&A museum, lugar sobre el que hemos leído tantas veces en el libro de Clara Buttons and the magical hat day. El lugar perfecto para tomar un té en la terraza mientras los niños corretean en la fuente de agua en época estival. Imprescindible entrar en la cafetería de la época victoriana. Para nuestros hijos, lo mejor de todo fue la actividad infantil del verano. Un juego de construcción diseñado por un ingeniero del museo que consistía en ensamblar piezas de cartón, unas en forma de aspa de 3 brazos y otras circulares ¡Impresionante!.

Alojamiento

Cuando viajamos con niños nos gusta encontrar "un hogar" en el que sentirnos a gusto. Al final pasamos muchas horas ahí. Los niños se cansan y hacia las 5pm volvemos en casa, con suficiente tiempo para juegos, baños, cenas... Como comentaba en Instagram, tuvimos mucha suerte al encontrar esta casa ya que fue una búsqueda de última hora. Para mí cumplía todos los requisitos que buscamos cuando viajamos con niños:

  • La zona de Battersea es muy agradable y child-friendly al estar cerca de Battersea Park.
  • Bien comunicada con el centro mediante autobuses, nuestro medio de transporte favorito con niños.
  • Una casa real, con todo lo que puedas necesitar, incluída una habitación que bien podría ser la de Wendy y sus hermanos en Peter Pan, con un montón de libros y juguetes maravilllosos.
  • Por último, más amplia de lo que hubiésemos imaginado, que al ser una familia grande se agradece :)

 

De estos días me quedo con muchos recuerdos:

  • Volver a la infancia tomando helados 99 -helado de vainilla con flake, la mejor chocolatina del mundo- junto a ellos.
  • La emoción de Noa en el teatro cuando fuimos a ver The Scarecrow´s Wedding en Leicester Square Theatre.
  • Ver a Mateo aprender a manejar el patinete micro en cuestión de días y correr detrás de mi fitipaldi por el centro de Londres.
  • Ver a las niñas desenvolverse en inglés.
  • Disfrutar de Londres con amigos.
  • Ver a mi madre disfrutar de Londres, tenerla siempre a nuestro lado, con su energía incombustible.
  • Lo que seguimos creciendo en familia. Con nuestros momentos maravillosos: juegos, risas, complicidad... Los no tan buenos: de cansancio, pérdida de paciencia ... gracias a los cuales los mayores reflexionamos sobre la educación de nuestros hijos y continuamos reinventando nuestra manera de conseguirlo. Además, en estos viajes nos seguimos conociendo en diferente facetas, madurando juntos y aprendiendo a ser más flexibles, tanto en pareja como con nuestros hijos.

 Si quieres ver más sobre nuestros viajes a Londres, en IG encontrarás las fotos bajo el hashtag #londonjdp o en este link encontrarás más información sobre el viaje que realizamos hace un par de años.

¡Muchas gracias por tu visita!

02
VER COMENTARIOS
Paula
15 SEP, 2016
Gracias por compartir tus direcciones, me las apunto para nuestra primera visita con niños
RESPONDER
ahorrar en el lavado de ropa
08 NOV, 2016
Ooh! Preciosas las fotos :)
RESPONDER

© JESSICA DAVEY PHOTO
hola@jessicadaveyphoto.com
MADRID