02 JUL, 2018

Buscando otra luz

COMPARTIR
ShareShareShareShare
COMENTARIOS
00

Le debo mucho a la fotografía. Gracias a ella he aprendido a mirar, a no conformame con las imágenes que me rodean y dejarlas pasar, sino hacerlas mías a base de mirar: identificar composiciones, analizar los colores, buscar emociones... Desde hace un par de años la luz ha ganado gran parte de mi atención como fotógrafa y creo que es esta búsqueda de luz la que ha supuesto un cambio de estilo fotográfico. He de confesar que esta obsesión a veces me frustra... Y es que ¡no siempre encuentro las condiciones de luz soñadas ni me resulta tan fácil salir a la hora del atardecer a hacer fotos con 4 niños revoloteando por casa! Donde sí paso mucho tiempo es en casa y desde que vivimos en Sídney tenemos la suerte de vivir en una casa donde la luz es maravillosa, ¡esto me ha dado mucho juego!.

En Madrid vivíamos en una casa de construcción moderna, grandes ventanas, mucha luz y calidez. La luz era en gran parte indirecta y uniforme- estas condiciones fueron perfectas para disfrutar y aprender durante mis primeros años en la fotografía. Y aunque es una luz que me gustará siempre tenía muchas ganas de variedad. Esto es precisamente lo que encontramos en nuestra casa de Sídney- una construcción de los 1900 reformada que cuenta con una ampliación de estilo más moderno.

Los cuartos, de construcción antigua, son bastante sombríos; sin embargo, la luz que entra es la más especial y romántica de la casa.

 

Por lo general no entra mucha luz, pero hay ciertas horas del día en las que te llevas sorpresas como encontrar una ventana cuya luz difusa inunda un baño, o dar con ventanas que hacen de focos tímidos de luz natural cuya luz recuerda a la de un cuadro.

Acostumbrada al sol de Madrid y una orientación de mañana estoy disfrutando muchísimo del sol de atardecer que entra en nuestra casa de Sídney donde es fácil encontrar rayos, reflejos o luces que pintan nuestras paredes, la luz del atardecer sobre su piel o disfrutar del sol otoñal de Sídney.

Estoy pasando una época de la vida en la que no fotografío tanto como hacía cuando las niñas de pequeñas pero cuando saco la cámara suele ser en ocasiones lumínicas que me apetece mucho fotografiar y editar. Al tomar fotos más cálidas o de mayor contraste de luces y sombras la edición también cambia y se reinventa en cada foto lo que resulta muy creativo y gratificante.

Este post está escrito en colaboración con Petit Bateau que ahora ofrece una selección de prendas a muy buen precio con la calidad de siempre.

00
DEJA TU COMENTARIO

© JESSICA DAVEY PHOTO
hola@jessicadaveyphoto.com
MADRID